RADIO EN VIVO

NO TEMÁIS: POSTALES DE FORTALEZA




No temĂĄis 
Pero el ĂĄngel les dijo: No temĂĄis; porque he aquĂ­ os doy nuevas de gran gozo, que serĂĄ para todo el pueblo. Lucas 2:10.

To temĂĄis". ¡QuĂ© anuncio maravilloso! "Vine a traerles la mĂĄs extraordinaria noticia que alguna vez alguien podrĂ­a recibir". Son "nuevas de gran gozo". ¡Gozo! ¿Entiendes? El gozo divino no es la alegrĂ­a pasajera que la carne proporciona: el gozo divino es aquel sentimiento maravilloso de saber que Dios te acepta como eres: aquel deseo de salir corriendo por las calles de la vida, y gritar a todo el mundo: "No tengo mĂĄs miedo, estoy libre".
Y, lo mejor de todo, esas buenas nuevas de gozo son "para todos", les dijo el ångel. Los pastores estaban, aquella noche oscura, aprensivos y llenos de expectativas. Habían estudiado las profecías, y sabían que el Mesías debería nacer: ellos aguardaban la llegada de alguien que les traería el regalo. De repente, en la penumbra de las colinas de Belén, el propio Padre rompe la oscuridad del pecado, trayendo el mayor presente, envuelto en pañales, en un pesebre. Y dice a los pastores: "Os ha nacido hoy en la ciudad de David, un salvador, que es CRISTO el Señor".
Creo que muchos cristianos todavĂ­a no han entendido esta declara­ciĂłn. La palabra CRISTO (Enviado) estĂĄ escrita, en el original, con letras mayĂșsculas. Destaca la misiĂłn redentora de JesĂșs. El texto dice mĂĄs: añade que la señal de que JesĂșs era el Cristo serĂ­a encontrarlo "envuelto en paña­les, acostado en un pesebre".
Pobreza, sufrimiento, limitaciones... Todo ello acompañó a JesĂșs, a lo largo de su existencia. Fue perseguido; huyĂł a una tierra lejana. Todo eso ¿para quĂ©? Para que tĂș vivas la vida abundante, las nuevas de gran gozo: su pobreza es tu riqueza; sus limitaciones, tu abundancia; su muerte, tu vida.
Nadie tiene el derecho de vivir una vida sin ambiciones, alegando que Cristo fue pobre. La pobreza es una de las consecuencias que el pecado trajo a este mundo; por lo tanto, mientras exista el pecado existirĂĄ pobreza. Pero, JesĂșs vino a liberarte de la mediocridad y el conformismo; vino a liberarte de la ignorancia y de la miseria. La salvaciĂłn que Ă©l ofrece no tiene que ver solo con la vida eterna, que recibirĂĄs en ocasiĂłn de su retorno triunfante a este mundo, sino tambiĂ©n con una vida de alegrĂ­a y gozo, en esta tierra. No salgas hoy sin meditar en las palabras del ĂĄngel: "Pero el ĂĄngel les dijo: No temĂĄis; porque he aquĂ­ os doy nuevas de gran gozo, que serĂĄ para todo el pueblo".
RECOMIENDA A TODOS TUS AMIGOS






::::::>>>>Este vĂ­deo es Hermoso Compartelo.

:::::>>> Siguenos en FACEBOOK

God Loves you RADIO