RADIO EN VIVO

Ella Dice que la vida es demasiado dura. Luego su abuela saca ESTO de la cocina. WOW

Una chica se quejaba  acerca de su vida, y  de cĂłmo las cosas le resultaban tan difĂ­ciles.

No sabĂ­a cĂłmo hacer para seguir adelante y creĂ­a que se darĂ­a por vencida.

Estaba cansada de luchar. ParecĂ­a que cuando solucionaba un problema, aparecĂ­a otro.

Su  abuela la llevĂł a la cocina. AllĂ­ llenĂł tres ollas con agua y las colocĂł sobre el fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.
En una colocĂł zanahorias, en otra colocĂł huevos y en la Ășltima colocĂł granos de cafĂ©. Las dejĂł hervir sin decir palabra.

La chica esperĂł pacientemente, preguntĂĄndose quĂ© estarĂ­a haciendo su  abuela.

A los veinte minutos la abuela apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó sobre un recipiente. Sacó los huevos y los colocó en un plato. Colocó el café y lo sirvió en una taza.

Mirando a su nieta le dijo: ¿”Querida quĂ© ves”?
-“Zanahoria, huevos y cafĂ©” fue la respuesta.

La hizo acercarse y le pidiĂł que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notĂł que estaban blandas.

Luego le pidiĂł que tomara el huevo y lo rompiera. Al sacarle la cĂĄscara, observĂł que el huevo estaba duro.

Luego le pidió que tomara un poco del café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.


Humildemente la hija preguntĂł: “¿QuĂ© significa esto, Abuelita?”

Ella le explicĂł que los tres elementos habĂ­an enfrentado la misma adversidad:

agua hirviendo, pero que habĂ­an reaccionado de manera diferente:

  • La zanahoria llegĂł al agua fuerte, dura.  Pero despuĂ©s de pasar por el agua hirviĂ©ndose habĂ­a vuelto dĂ©bil, fĂĄcil de deshacer.

  • El huevo habĂ­a llegado al agua frĂĄgil. Su cĂĄscara fina protegĂ­a su interior lĂ­quido. Pero despuĂ©s de estar en agua hirviendo su interior se habĂ­a endurecido.

  • Los granos de cafĂ©, sin embargo, eran Ășnicos. DespuĂ©s de estar en agua hirviendo, habĂ­an cambiado al agua.

¿CuĂĄl eres tĂș?, le preguntĂł a su nieta.

“Cuando la adversidad llega a tu puerta, ¿CĂłmo respondes? ¿CĂłmo eres tĂș?

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves dĂ©bil, y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo, que comienza con un corazĂłn maleable? ¿PoseĂ­as un espĂ­ritu fluĂ­do, pero despuĂ©s de una muerte, una separaciĂłn, un divorcio, o un despido te has vuelto duro y rĂ­gido?
Por fuera te ves igual, pero ¿Eres amargado y ĂĄspero,con un espĂ­ritu y un corazĂłn endurecido?

¿O eres un grano de cafĂ©? El cafĂ© cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor.

Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.

De corazón, te deseo que intentes ser como el grano de café, cuando las cosas no vayan bien y puedas lograr que tu alrededor mejore.
Recuerda todo lo que te sucede en la vida es por alguna razĂłn, sĂłlo necesitas descubrir su motivo y aprender de ello.
Romanos 8:28
Y sabemos que ĂĄ los que ĂĄ Dios aman, todas las cosas les ayudan ĂĄ bien.
Filipenses 4:6-7
No se inquieten por nada; mĂĄs bien, en toda ocasiĂłn, con oraciĂłn y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidarĂĄ sus corazones y sus pensamientos en Cristo JesĂșs.
Romanos 8:38
Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ĂĄngeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrĂĄ apartar del amor de Dios, que es en Cristo JesĂșs Señor nuestro.

::::::>>>>Este vĂ­deo es Hermoso Compartelo.

:::::>>> Siguenos en FACEBOOK

God Loves you RADIO