Ir al contenido principal
 

⛪đŸ’đŸŒ»⛪ En la cĂ©lica morada de las cumbres del EdĂ©n, donde toda voz ensalza al Autor de todo bien, ¿el pesar recordaremos, y la triste nublazĂłn, tantas luchas del EspĂ­ritu con el dĂ©bil corazĂłn?⛪đŸ’đŸŒ»⛪


En La CĂ©lica Morada

En la célica morada
de las cumbres del Edén,
donde toda voz ensalza
al Autor de todo bien,
¿el pesar recordaremos,
y la triste nublazĂłn,
tantas luchas del EspĂ­ritu
con el débil corazón?

Coro:
SĂ­, allĂ­ serĂĄ gratĂ­sĂ­mo
conocer y alabar
al Pastor fiel y benéfico
que nos ayudĂł a llegar.

OraciĂłn, deberes, penas,
vĂ­as que anduvimos ya,
poseyendo las riquezas
que JesĂșs nos guarda allĂĄ,
¿la memoria retendremos
del pretérito dolor,
del camino largo, aspérrimo,
con sus luchas, su temor?

La bondad con que nos mira
sin cansarse cuando ve
poco fruto en nuestra vida,
y tan débil nuestra fe,
¿nos acordaremos de ella
en aquel dichoso hogar,
de eternal aurora espléndida
e inefable bienestar?

:::>> QUIZÁS PUEDA INTERESARTE

Siguenos en Facebook