Ir al contenido principal

Anoche soñé contigo. Éramos una pareja feliz, nos compenetrábamos a la perfección, tú me besabas, yo te abrazaba y hacíamos el amor con ternura y pasión.


 

Mirandote a los ojos
he intentar hablarte
me doy cuenta qué no supero
tanta belleza, 

Una estupenda sonrisa qué
no se borra, aun cuando intento 
hecerlo, es allí donde digo:
es imposible engañar al corazón.